Seguidores

domingo, 20 de noviembre de 2016

ÑOQUIS DE PATATA CON SALSA DE TOMATE, MOZZARELLA Y ALBAHACA AL HORNO

Hola a todos:

Nuevo día 20 del mes y con él, nuevo desafío.
Tengo que reconocer, una vez más, que esta receta no la había preparado nunca. Es mas, ni siquiera me llamaba especialmente la atención y de nuevo me he puesto un poquito a investigar para conocer algo más de ella.
Sabía que era un plato de pasta italiano pero no sabía que se preparaba con un puré de patata, aunque hay versiones de otros muchos ingredientes como por ejemplo la calabaza.
Tampoco sabía que en algunos paises de Sudamérica se consumen  tradicionalmente  los 29 de cada mes.
 Así descubrí que la historia de los ñoquis es muy peculiar.
Antiguamente los señores feudales solían ser los dueños de los molinos donde los campesinos molían el trigo para hacer la harina con la cual se preparaban sus pastas.
Hubo un tiempo donde los señores feudales decidieron aumentar los precios que los campesinos pagaban para poder moler el trigo.
Entonces los campesinos buscaron un sustituto de la harina y lo hicieron con el puré de patata.
Con este ingrediente, un poco de harina y queso preparaban una masa que luego hervían en abundante agua y acompañaban de una salsa.

En algunos paises como Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina es muy popular la comida italiana y tienen la costumbre de consumirlos los 29 de cada mes.  Esta costumbre nace a partir de una leyenda que se remonta al siglo VII. Vivía entonces un joven médico llamado Pantaleón que tras convertirse al cristianismo peregrinó por el norte de Italia, donde practicó milagrosas curaciones por las que fue canonizado.
En cierta ocasión pidió pan a unos campesinos que lo invitaron a sentarse a su mesa y compartieron con él su humilde comida (ñoquis). Agradecido, les anunció un año de buena pesca y grandes cosechas. Augurio que se cumplió.  Aquel día era un 29 de julio y por ese motivo se conmemora ese día con una comida sencilla. En algunos sitios se pone bajo el plato un billete, simbolizando el deseo de prosperidad y suerte.
Otra verión sería que se comen los días 29 porque al ser uno de los últimos días del mes la gente de pocos recursos no tienen dinero y se conforman con lo poco que tienen y así preparan recetas sencillas.
Y ahora vamos por la receta.

INGREDIENTES

1 kg de patatas
200 gr de harina de trigo
2 huevos
100 gr de queso parmesano
sal

Para la salsa
Tomate frito
1 cebolla 
queso mozzarella
albahaca
aceite

MODO DE PREPARACIÓN

Cocemos las patatas peladas con agua y sal
Una vez cocidas, las escurrimos para evitar que cojan mucha agua y las aplastamos con un tenedor. Le añadimos los huevos batidos, el queso, la sal y la harina.
Con esto hacemos una masa que no se pegue en las manos.
Formamos uns cilindros y cortamos en trozos de unos 3 cm más o menos.
Se pueden pasar por la tabla de hacer ñoquis, e incluso si no la tenemos pasarlos por un tenedor formando los surcos, pero yo he de reconocer que no los he pasado por ningún sitio.
Los coceremos en agua caliente con sal durante unos minutos.
Los iremos echando por tandas y de momento caerán al fondo pero cuando estén hechos subirán a la superficie.
Mientras se cuecen las patatas prepararemos la salsa.
Pocharemos la cebolla cortada fina y añadirmos tomate frito.
En una bandeja de horno pondremos la mitad de la salsa y encima los ñoquis cocidos y escurridos.
Pondremos  por encima la mozzarella a trocitos y encima el resto de la salsa.
Pondremos unas hojas de albahaca y meteremos al horno a 180º unos minutos hasta que veamos que el queso se ha derretido.
Servir caliente.






















Si quereis ver el resto de recetas de ñoquis de mis compis de desafío pinchar AQUÍ

DESAFIO

jueves, 20 de octubre de 2016

TRIFLE DE CREMA PASTELERA, MELOCOTÓN Y CAFÉ AL CARDAMOMO

Hola a todos
Estamos de nuevo a día 20 (como pasan los meses...) y tenemos nuevo desafío. Como va siendo habitual no tenía ni idea de que era esto que nos pedían este mes.
¿¿Trifle?? No lo había oido en mi vida.
Y así  empecé a averiguar más cosas sobre este dulce.
Descubrí entonces que es de origen inglés.
Que en el siglo XVI  ya hay referencias a este postre aunque lo hacían más modestamente y que a partir del siglo XVII ya lo elaboraban como lo hacemos ahora.
Que se suele servir en Navidad, aunque es una receta que vendría muy bien en verano porque es refrescante y no necesita horneado.
Y después de todo este rollo... aún no os he dicho de que se trata.
Pues es un dulce preparado en recipientes de cristal en los que podamos ver las capas.
LLeva una capa de bizcocho o magdalena bañada con cualquier tipo de álmibar o licor, otra capa de algún tipo de crema y otra de fruta, ya sea en mermelada o natural.
Yo creo que este postre como muchos otros se empezaría a preparar para aprovechar los restos de bizcochos, galletas o magdalenas ya pasadas.
Tengo que reconocer que la presencia del trifle es llamativa y que está muy bueno.
En casa se ha quedado de receta habitual.
Yo lo he preparado con unas magdalenas, un almibar de café aromatizado con cardamomo y crema pastelera.



INGREDIENTES

4 magdalenas
melocotón en álmibar

 Para el álmibar de café y cardamomo:
 200 gr de azúcar
160 ml de agua
20 gr de café soluble
20 semillas de cardamomo

para la crema pastelera:
 250 gsrs de leche
4 cucharadas colmadas de azúcar
10 grs mantequilla
25 grs. maizena
2 yemas de huevo
2 sobres de azúcar vainillado

PREPARACIÓN

Primero preparamos el álmibar de café:
En un recipiente ponemos el azúcar, el café y el agua y hervimos.
Retiramos del fuego, añadimos las semillas de cardamomo partidas por la mitad  y dejamos enfriar.
Reservamos.

A continuación prepararmos la crema pastelera:
Para ello, ponemos en un cazo la mitad de  leche con el azúcar normal y los sobres de azúcar vainillada y ponemos a calentar.
En un vaso grande ponemos las yemas le añadimos la maizena mezclamos muy bien y le añadimos el resto de la leche y deshacemos muy bien.Cuando le leche del cazo esté caliente pero no llegue a hervir, le añadimos poco a poco el contenido del vaso (maizena, yemas y leche) removiendo bien.
Seguimos removiendo con el batidor sin dejar de hacerlo hasta que la crema se espese poco a poco.
Cuando tengamos la crema lo bastante espesa apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Cortamos la magdalenas a rebanadas  y los melocotones a trocitos.

Montamos los trifles:
Usaremos vasos o copas de cristal e iremos poniendo los ingredientes por capas.
Primero ponemos la magdalena y bañamos con el álmibar de café, encima ponemos una capa de crema pastelera y encima de ésta el melocotón.
Volvemos a poner la magdalena bañada en el álmibar y otra de crema pastelera.
Puedes hacerlo de más capas intercalando como más os guste.
A mi me gusta terminar con la crema pastelera y encima he espolvoreado un poco de cacao amargo.















Si quereis ver el resto de trifle de mis compañeros de Desafío pinchar AQUÍ



DESAFIO